Atlas histórico de barrios de Bogotá 1884 - 1954

 

                       ¿Sabías que existía urbanización en Bogotá 

                                 desde finales del siglo XIX?

 

Seguramente no lo sabías porque en la historiografía de los 60s y 70s del siglo XX se afirmó que en esta ciudad, en términos de urbanización, no había pasado nada antes de 1930, y eso fue lo que creímos por varias décadas. 

Germán Mejía Pavony, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y profesor del Departamento de Historia PUJ, realizó una investigación conjunta con Luis Carlos Colón profesor e investigador de la Universidad Nacional, y el apoyo del Instituto de Patrimonio Cultural, para desmitificar esas afirmaciones y visibilizar la historia de los barrios de Bogotá de 1884 a 1954. 

 

 

En este Atlas se encuentra información gráfica a través de planos e información que proviene de cédulas catastrales, licencias de construcción y notarías, que contienen los datos básicos de cuál es el origen de cada uno de los barrios. 

 

Siempre se ha hablado de que esta ciudad nació desordenada, que nació en 1930, que antes aquí no había nada. Desvirtuando dichas afirmaciones lo que se encuentra en el Atlas histórico de barrios de Bogotá es una obra que tiene datos fundamentales para que se desarrollen posteriores investigaciones ya que entrega a futuros investigadores información específica de lo que estaba sucediendo en diversas partes de la ciudad. 

"Esta ciudad empieza a tener barrios por fuera del que hoy llamamos el centro histórico en las últimas décadas del siglo XIX. La ciudad siempre se había explicado desde el Estado, en cambio, este trabajo baja hasta una escala que es la de barrio, que es una de las más pequeñas que puede haber en la investigación sobre la ciudad y, por lo tanto, permite verla de una manera totalmente distinta", señala el historiador Mejía Pavony. A su vez, cuenta que la información que existe de los barrios de Bogotá proviene principalmente de las escrituras lo que nos acerca a una comprensión más amplia de la estructura de los barrios que conocemos actualmente.

 

 

El Atlas permite una amplia comprensión del surgimiento de los barrios, "algunos surgen como herencia de familia, y con ella deciden aumentar su patrimonio dando forma a empresas urbanizadoras", resalta Mejía. Estas nuevas urbanizaciones debían ser aprobadas por el gobierno de la ciudad y para ello se veían obligadas a ceder el espacio necesario para la creación de nuevas calles, parques, escuelas, y plazas de mercado; además, tenían que estar acordes con la planeación por lo que desde comienzos del siglo XX se dictan normas que reglamentan el modo como estos barrios se debían integrar al conjunto de la ciudad de construcción. Examinar todo lo anterior, barrio por barrio, es lo que permitió a los investigadores darle vida a esta obra que visibiliza la historia profunda de Bogotá. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escrito por María Gabriela Novoa - Coordinadora de Comunicaciones FCS - PUJ